lunes, 24 de enero de 2011

AL FINAL DE LA ESCALERA

Jamás podré olvidar la escalera de la casa de mis tíos. Viven en un quinto piso y hace pocas semanas tuvieron el ascensor estropeado durante unos cuantos días. Mi familia apenas iba a visitarles, porque era una auténtica paliza subir tantos escalones (se trataba de un edificio antiguo, de esos que tienen descansillos interminables con sub-escaleras).
Un día, tenía que llevarles unos papeles de mis padres y aunque no me hacía demasiada gracia la escalada, comencé a subir procurando respirar hondo.
De repente, noté la presencia de algo o de alguien detrás de mí. Como se me estuvieran observando por encima de mis hombros. Me di la vuelta pero no conseguí ver a nadie. Sólo sentí una especie de corriente de aire que me puso los pelos de punta.
Cuando faltaba sólo un piso para llegar a la casa de mi tío. Sentí un dolor punzante el costado izquierdo y me faltó la respiración. Me llevé la mano hacia la zona donde sentí el dolor y vi que estaba sangrando. Apretando el costado, llamé a la primera puerta que vi. Gritaba y lloraba, presa del pánico. Pero sin saber por qué, la herida se cerró inmediatamente cuando la dueña de la casa abrió la puerta y el dolor desapareció.
No quise contarle lo que me había pasado. Pensaría que estaba loco. Pero yo sé que aquello fue real. ¿Qué o quién pudo haberme atacado?

Rodrigo Jiménez
La Coruña
Revista Año Cero

Bueno ¿qué opináis realidad o ficción?

4 comentarios:

Churruki dijo...

No se si estas historias son reales o tienes mucha imaginación, desde luego no se si quiero saberlo, pero que sepas que te ha salido un nuevo seguidor...

Mª Lourdes Díaz dijo...

Churruki muchas gracias por tu comentario y por seguir mi blog. Sólo puedo decirte que las historias que son mías, sí son verdad, me han corrido a mí en persona, las otras son historias, recopiladas de otros sitios, que me parecen interesantes.
Un saludo.

Churruki dijo...

Soy bastante "creyente" (no se si llamarlo así) de estos temas, también por experiencias vividas, y me parece un blog muy interesante.
Te animo a que sigas escribiendo para poder seguir de cerca las historias.
Saludos.

Mª Lourdes Díaz dijo...

Estimado Churruki, muchas gracias por tu apoyo, aunque ahora tengo menos tiempo para dedicarlo al blog, pienso seguir escribiendo historias que me parezcan interesantes. Del mismo modo te animo a que nos cuentes tus experiencias. Si quieres podríamos integrarlas en el blog. Un saludo y muchas gracias.